FICCIONES 2018


1. El clásico impuesto 



Gracias Dios mío por la redistribución de la riqueza a través de sistemas tributarios ponderados y efectivos que contribuyen a la justicia social y reducen la marginalidad y la violencia en nuestros barrios para que las niñas puedan jugar al fútbol sin miedo.


2. Pollones

A los 18 años me apetecían pollones, la verdad. Ahora con la edad, y sé que nadie me creerá, me encuentro un pollón descomunal y me entra una decepción enorme, directamente proporcional al tamaño del pollón. Me tocan pollones con demasiada frecuencia. Estoy harta.

Quiero una polla y un ojete manejable, adaptable, que entre en el lavavajillas y en la bolsita de aseo. Un ojete que me reciba con las paredes abiertas y una polla que no me deje incapacitado para escribir sentado o me obligue a chupar sapos para poder acogerla. Soy diletante antes que dilatante. Tengo los huevos gordos. Tampoco busco micropene, pero estoy dispuesto a explorar la posibilidad.


Igual evoluciono hasta terminar de flipar con los clítoris. Llevo un mes jugando con un ano muy vaginal y es una maravilla. Le quiero por su ano. Pero no me gana el corazón porque el mio cuore es enorme. Y aun así, no caben más hijosdeputa en mi corazón ni más zapatos en mi habitación. Tratan de impresionarme con sus discos y sus viajes y sus contactos y sus coches y su gusto para la decoración, pero yo ya tengo todo lo que quieren comprarme. Solo quiero que me paguen. Si tuviera una pollacubata, aquí escribiendo iba a estar yo. Estaría en Ibiza jodiéndome la vida.

El tamaño del texto importa. Sobre todo quiero que tengan algo inesperado que contar antes y después. Quiero que sepan respetar los silencios y besar bien. Amada siempre y ahora un 89% más puta en GRACIA B.


3. El amante de la playa

Hago una foto de un ave que espera en la playa. Aparece un guiri de sesenta años con camiseta y la polla al aire y me cuenta que tiene a la hembra fallecida en una bolsa en casa y que cree que éste de la foto es el macho y que la está esperando en la playa. Qué triste me he puesto y qué Twin Peaks la vida.



4. Nieto de Han Solo

Uno de mis cuatro abuelos falleció antes de que yo naciera. Descubro hoy mismo que era anarquista. Y luchó en la guerra con la República y durante la contienda engañó a los imperialistas. Se hizo pasar por uno y salvó la vida. Nada más inteligente que elegir el latido de un corazón sobre cualquier ideología. Y por eso estoy aquí. Estoy llorando. De alguna manera que no puedo explicar, siento que le debo muchísimo a una persona que no conocí y que no me conoció. Ahí está su copia de Ana Karenina. Es fuerte. Es la fuerza. Que lo mismo soy yo The Last Jedi. Hablad siempre con vuestras madres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA B WEBZINE

GRACIA B WEBZINE
[!] Todas las novedades de GRACIA B en Facebook y Twitter


[!] Imágenes y sonidos de GRACIA B en Instagram y SoundCloud


[!] Si eres autor de una imagen no acreditada, contacta con nosotros y te acreditaremos de inmediato. Gracias.


[!] Para contactar con GRACIA B, envía tus creaciones, proyectos, propuestas, contenidos, invitaciones, comentarios y sugerencias a esta dirección de correo: graciabweb@gmail.com