Sonido'18 Justin Timberlake se cree Steve Jobs


Hay un tufazo machista en el pop entendido como espectáculo operístico de diva cartagenera en un crucero a la deriva. Justin Timberlake lleva muchos años dándoselas de capitán de barco, de oficial y caballero, de dandy cómico, de actor ocasional y respetable señor casado con la corbata bien puesta. Es el mejor amigo de Ellen y una preciosidad de chiquillo con los pies en el sofá.


El chulo que castigó a Britany, destripó a Xtina, expuso la teta de Janet y creyó hacerle un favor a Modorra. Cuatro minutos para cada una. Justin no se acuerda de nadie. Sólo llama al de la perilla de NSYNC para darse un homenaje con los del curro. Al menos a Michelle y Kelly les da un toque la Beyond regularmente.

Justin no mira atrás porque cree que nunca faltarán coreógrafos, estilistas, productores, amigotes, preparadores físicos y hits incontestables para mantener el negocio a flote. Y los tiene. 'Mirrors' (2013) es una cumbre descomunal del pop y también una conservadora celebración de la monogamia en un discurso melódico que parece orientado siempre a castigar la locura del coño de Britany, la tonta del bote que le amó más de lo que él amará a una mujer jamás.


Justin es el ideal de belleza de Michael Jackson si todas las operaciones hubieran salido bien. Le debe la vida al rey y no dudó en explotar su espíritu post mortem en 'Love never felt so good' (2014). Justin Timberlake es el blanqueamiento anal del pop.

Pues bien, Justin saca en 2018 un disco híbrido de electrohiphop retrofuturista, una cosa tardohipster y sesudo-country, producido por el sombrero de Pharrell en Marte, muy lejos de Neptuno. El resultado es tan indigesto y la hostia tan asombrosa que un crío le robó la SuperBowl con un smartphone del que Steve Jobs no sabe nada.

Ya tocaba que fallara el blanco y le dieran por culo un rato. Justified de sobra. Que vuelva al denim, a los tres kilos de gomina en los rizos y a enseñar pezones. Que vuelva el calorro que lleva dentro. Tanto traje y tanta seda. Uno no puede quedar tan mono siempre. Jessica Biel se aburre más de lo que crees. Ella está en Tinder y en otras redes sociales para escapar del matrimonio. Agustín, macho, no puedes ganar eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA B WEBZINE

GRACIA B WEBZINE
[!] Todas las novedades de GRACIA B en Facebook y Twitter


[!] Imágenes y sonidos de GRACIA B en Instagram y SoundCloud


[!] Si eres autor de una imagen no acreditada, contacta con nosotros y te acreditaremos de inmediato. Gracias.


[!] Para contactar con GRACIA B, envía tus creaciones, proyectos, propuestas, contenidos, invitaciones, comentarios y sugerencias a esta dirección de correo: graciabweb@gmail.com