Ciencia - Antonio Orozco embrionario

Es un atajo que nos obliga a detener la civilización en seco y cuestionar profundamente la irreparable deriva de sus cimientos.

Antonio Orozco ha ofrecido un concierto a 380 embriones. Tal cual.


380 embriones metidos en incubadoras de una clínica in vitro de Barcelona.

380 embriones han tenido que escuchar a Antonio Orozco en directo e in vitro, si es que semejante afrenta es posible.

Al parecer, los investigadores residentes en el centro, sumidos en la abulia más absoluta y arrastrados por el más peligroso de los nihilismos, han decidido probar que la música contribuye al desarrollo embrionario y fetal.


Así que, por supuesto, han invitado a Antonio Orozco -cantautor catalán conocido por los efectos terapéuticos que su flamenquito quejumbroso ha tenido previamente sobre absolutamente ningún individuo nunca jamás en la historia de la humanidad- para incrementar el rigor del experimento.

Si mi perro responde a los hits de Malú ¿qué demonios nos separa de una nueva revolución científica que predisponga al cigoto del siglo XXI para sentir familiaridad con Cadena Dial incluso antes del parto?

Ese paso hay que darlo en nombre de Gregor Mendel y Alejandro Sanz.


380 embriones.

Disfrazado de médico televisivo, a medio camino entre ER (Urgencias) y Hospital Central, Antonio Orozco se marca un concierto en el Institut Marqués, cuya plantilla está compuesta exclusivamente por mad doctors y vampiros nazis que sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial.

380 embriones.

Con su guitarrita española.


380 embriones.

Y su micro de pie y su cara de sentimiento y su corazón latino.

380 embriones que serán destinados a más de 50 países después de escuchar a Antonio Orozco.

Ni el más pesimista de los autores de ciencia ficción podía imaginar un futuro donde ese pañuelo cumpliera los estándares de un centro médico.


Ni siquiera en la más aguda de sus horas de ingenio narrativo, Bradbury, Orwell o Huxley alcanzaron a discernir cotas tan extremas de sadismo amparado en la máscara del progreso.

La crudeza del experimento es tal que Orozco elige entre su vigorizante repertorio una composición que lleva por título ESTOY HECHO DE PEDACITOS DE TI (!!!).

Humor negro para genetistas sin alma.

La distopía absoluta.


El deshielo.

El caos organizado.

El sudor frío.

El final de todo cuanto hemos conocido.

En el año 2076, 380 hombres nacidos en familias desestructuradas de más de 50 países se alzan con el control de las armas nucleares iraníes y destruyen la Tierra mientras la humanidad, condenada a cenizas, entona la más oscura versión de DEVUÉLVEME LA VIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA B WEBZINE

GRACIA B WEBZINE
[!] Todas las novedades de GRACIA B en Facebook y Twitter


[!] Imágenes y sonidos de GRACIA B en Instagram y SoundCloud


[!] Si eres autor de una imagen no acreditada, contacta con nosotros y te acreditaremos de inmediato. Gracias.


[!] Para contactar con GRACIA B, envía tus creaciones, proyectos, propuestas, contenidos, invitaciones, comentarios y sugerencias a esta dirección de correo: graciabweb@gmail.com